LA CAL Y SU APAGADO

Las calizas son rocas de origen sedimentario con una densidad media de 1.6 Debidamente calcinadas dan origen a la cal viva; material cementante que después de su apagado y mezclado con áridos-agua se endurece; fraguando y carbonatando por acción del anhídrido carbónico del aire.

 

La cal viva u óxido de calcio es un material blanco, sólido; que por lo regular se presenta en forma de terrones, con un punto de fusión elevado. Este material se transforma en hidróxido de calcio mediante una reacción exotérmica, es decir; una reacción que libera calor.

 

La cal apagada o hidróxido de calcio, en consecuencia; también es un material blanco que comúnmente se utiliza en forma de polvo y que si se le adiciona agua forma una pasta de gran consistencia y fácil manipulación.

 

Como la cal viva tiene gran avidez por el agua, absorbe humedad, tanto la del ambiente, como la que contienen los tejidos orgánicos; razón por la cual se advierte sobre su causticidad al contacto con la piel.

 

Bajo esta consideración, en la labor constructiva es más recomendable el uso de la cal hidratada, ya que requiere de menor cuidado para su manejo y los resultados obtenidos en los trabajos; son muy similares.

 

A la conversión de óxido de calcio a hidróxido de calcio por adición de agua, se le denomina “apagado de la cal” y existen 3 sistemas básicos para llevar a cabo este proceso:

 

  • Por fusión en el agua o sistema ordinario
  • Por inmersión en agua
  • Por aspersión con agua

 

Apagado por fusión en el agua o sistema ordinario.- Se pone la cal viva en alguna artesa o recipiente, con el agua requerida y se agita hasta obtener una pasta. La cal no se debe almacenar en más agua de la necesaria para evitar un ahogamiento.

 

Apagado por inmersión en agua.- En este sistema se requiere triturar los terrones de cal viva con alguna herramienta propia para tal fin, hasta que queden pequeños fragmentos. Posteriormente se vierten en un cesto de mimbre, mismo que se sumerge unos segundos en agua hasta que comienza a hervir la capa superficial. Para finalizar, se saca el cesto del agua y una vez que se ha escurrido, se vierte su contenido en alguna superficie limpia o en tambos, según sea posible.

 

Sistema de aspersión de agua.- Este apagado se realiza por medio del riego de agua sobre la cal viva. Para facilitar su humectación, los terrones se extienden en capas simples a la intemperie o bien sobre pequeños cubos cubiertos de arena. La arena se emplea para rellenar las fisuras que se producen cuando la cal aumenta de volumen, impidiendo así que se escape el vapor generado y propiciando la obtención de una cal muy fina.

 


Foro de Construcción con Cal / www.foccal.org